Oncología Integrativa: Una decisión coherente

Era una "paciente” a la que le habían diagnosticado un cáncer. No comprendía porqué le había ocurrido a ella y necesitaba conocer muchos “porqués”. Buscaba otras opciones complementarias compatibles con su terapia convencional.

0
1560


Era una “no-comprende-cancerpaciente” a la que le habían diagnosticado un cáncer. No comprendía porqué le había ocurrido a ella y necesitaba conocer muchos “porqués”. Quería dejar atrás la percepción de poca luz y mucha oscuridad. Había seguido al pie de la letra todos los tratamientos prescritos, de hecho, estaba finalizando la quimioterapia pero estaba enormemente preocupada por su situación.

Su oncólogo era profesionalmente muy reconocido y su relación con él era enormemente correcta. Sin embargo, era de un perfil muy técnico y nada dado a establecer conversaciones de carácter humanista. De hecho, las visitas casi siempre se centraban en lo concerniente a su tumor y la sintomatología asociada. En una ocasión, tras leer una noticia acerca que a la alimentación se le atribuía el 35% de las muertes por esta enfermedad,  se atrevió a preguntarle si debía de establecer algún cambio en la misma. No hay estudios concluyentes, fue la respuesta. Mantén una dieta sana y equilibrada, sin aconsejar ni el qué ni el cómo.

Medicina Integrativa no es Medicina Alternativa

Foros de internet con noticias contradictorias y algún artículo sobre la graviola o las curas milagrosas a base de bicarbonato con limón no alumbraban lo suficiente como para sacarla de la tenebrosidad que aún la atenazaba. Fue el consejo de una amiga la que le permitió dejarse llevar por su intención. Las palabras de “él quizá te pueda ayudar”, actualmente aún resuenan en lo más profundo de su ser. Lógicamente tuvo que indagar en su blog como también lo hizo en su página de Facebook. Lo que leyó no le disgustó, no “pintaba” mal.

Realmente, María, como así se llama nuestra protagonista, repitió silenciosamente lo mismo que hace más del 60% de las personas afectadas por esta patología, es decir, la búsqueda de otras alternativas denominadas no convencionales que le pudiesen ayudar a invertir el binomio luz/oscuridad. En su primera visita la acompañó una familiar que la rodeaba a modo de guardaespaldas. Su papel era, probablemente, el no permitir posturas incoherentes que cuestionasen la terapéutica convencional. Habían leído y oído que en muchas ocasiones ese tipo de visitas alternativas se conminaba al paciente a abandonar los tratamientos que el oncólogo le planteaba y eso en su caso les habría ocasionado una gran contradicción.

Todo pasa por sumar

Precisamente ese fue el primer acto informativo. Había que dejar perfectamente clarificadintegrative-oncologyo que la estrategia debía ser coherente y eso pasaba por “sumar”. Él, como siempre hacía, sería enormemente respetuoso con la visión, las dudas y los conflictos de María.

Lejos de cuestionar la terapéutica convencional que ya seguía, deberían de hacer cosas capaces de reforzarla o minimizar los desagradables efectos secundarios que casi con seguridad sufriría. Eso les tranquilizó y entraron en una dinámica enormemente positiva.

Él, debía de ser enormemente claro en su exposición. María tenía que tomar conciencia de su multidimensionalidad. En ella habían influido no solamente un elevado número de características biológicas, sino también psicológicas, sociales y esenciales. El punto clave de la conversación fue cuando argumentó el hecho que precisamente todas esas dimensiones son las que entran en juego cuando se trata de dirimir una confrontación vital importante como cuando se padece una enfermedad tan grave como el cáncer.

El Dr. Joan Vidal Jové del Institut KHUAB de Barcelona

El Dr. Joan Vidal Jové del Institut KHUAB de Barcelona

El tratamiento convencional llevado a cabo, por centrarse exclusivamente en la dimensión física, era necesario pero no suficiente. Tras plantear el empleo de tratamientos complementarios, denominados no convencionales, María preguntó, ¿Será suficiente?, ¿Cómo podré aumentar mis posibilidades de evitar la recurrencia de mi tumor?

Si queremos resultados diferentes habrá que hacer cosas distintas

Una pregunta de tanto calado merecía una respuesta del mismo calibre. Einstein decía: “Si queremos resultados diferentes, habrá que emplear métodos diferentes”. Era una cuestión de estrategia. Además de los necesarios tratamientos convencionales había que considerar las opciones de la Medicina Biológica, Complementaria o Integrativa, como se suele llamar ahora. Eso pasaba por dar relevancia al papel de la alimentación y la depuración-detoxificación del organismo, abordar el estrés mantenido por los conflictos emocionales causante de la previsible disminución del sistema inmunológico, relanzar el espíritu interior como espoleta de cambio, deberían ser esos métodos diferentes que podrían cambiar el resultado de la ecuación.

María, el diagnóstico de un cáncer no es algo agradable. Pero probablemente sea una situación, a modo de código biológico, de que algo en tu interior no funciona como tú deseas. Es el momento de que te plantees los cambios vitales que solo tú conoces. Comienza respondiendo las siguientes preguntas, quien eres y que quieres.

mujer-con-cancerLa expresión de sus ojos delataba que María se fue satisfecha de la consulta, pero también muy pensativa. Lo importante es que había tomado consciencia de su situación. Era el momento de tomar las riendas de su vida. No sería fácil ya que ello pasaba por salir de su zona de confort. Sin embargo, estaba dispuesta a hacerlo ya que en juego estaba su vida… ¡esa que paradójicamente iba a cambiar a mejor!

Él, a modo de farola le empezaba a proporcionar parte de la luz que necesitaba entre tanta oscuridad. Era cuestión de direccionarla en el sentido adecuado. Sin duda, que así sería.

portada_poder-anticancer_juan-serrano_201510281159

Compartir
Artículo anteriorHUEVOS SÍ… ¡Pero NO de cualquier GALLINA!
Artículo siguiente¿Son útiles el limón y las fresas para combatir el cáncer?
Licenciado en Ciencias Biológicas, especializado en Bioquímica y Biología Molecular por la Universidad de Valencia. Inició su carrera profesional como Analista en el Instituto Valenciano de Oncología (I.V.O) y en la actualidad desenvuelve su labor profesional en el sector privado. Con un carácter eminentemente investigador, prácticamente toda su trayectoria profesional y personal la ha focalizado en profundizar en el estudio de aquellos modelos integradores que por unir lo mejor de la medicina convencional a las terapias complementarias de probada eficacia científica, pudiera beneficiar a personas afectadas de cáncer.